Trump elige a militar de línea dura para dirigir al Pentágono

Trump elige a militar de línea dura para dirigir al Pentágono

Al general retirado de infantería James Mattis se le conoce por el apodo de “Perro Loco”.

(POLÍTICA PARA MI).-  Donald Trump designó este viernes al general de infantería retirado James Mattis como secretario de Defensa de su próximo gobierno.

Mattis, de 66 años, es un militar de línea dura que en 2003 dirigió una división de Marines a Bagdad durante la invasión de Irak y se le conoce por el apodo de “Perro Loco” (Mad Dog).

“Vamos a nombrar a ‘Perro Loco’ Mattis como nuestro secretario de Defensa”, dijo Trump durante un discurso que pronunció en Cincinnati este jueves, como parte de su gira del Triunfo que realiza desde ayer.

“Dicen que es lo más parecido al General George Patton que tenemos, y ya es hora, ya es hora”, agregó el presidente electo.

MANO DURA

Foto: Drew Angerer/Getty Images
Foto: Drew Angerer/Getty Images

El general retirado es un defensor de que Estados Unidos actúe con una mano más dura hacia Irán y contra el terrorismo islamista. También es un experto en contra-insurgencia.

El posible próximo jefe del Pentágono dirigió entre 2010 a 2013 el Comando Central de EE.UU., que supervisa las operaciones militares en el Medio Oriente y el Sudoeste de Asia. Su gestión fue interrumpida por el gobierno del presidente Barack Obama, que creía que era demasiado agresivo contra Irán.

LA MAYOR AMENAZA

Su insistencia en que Irán es la mayor amenaza para la paz en el Medio Oriente, así como su acerba crítica a los esfuerzos iniciales del gobierno de Obama para combatir el Estado islámico en Irak y Siria, lo convirtieron en una opción atractiva para Trump.

Tras retirarse de las fuerzas armadas, Mattis dijo al Congreso que la “política de retirada del gobierno en Oriente Medio” había contribuido al auge del extremismo en la región.

Según Mattis dijo a los legisladores en 2015,  EE.UU. tiene que “dejar atrás nuestro agachamiento reactivo y adoptar una postura firme y estratégica en defensa de nuestros valores”.

No obstante, Mattis es visto como un ortodoxo en temas de defensa, disciplinado y mucho menos radical y político que el elegido por Trump como asesor de Seguridad Nacional, el también general retirado Michael Flynn.