Bill Clinton comparte su receta de galletitas con Melania Trump

Bill Clinton comparte su receta de galletitas con Melania Trump

Clinton participa en la tradicional encuesta de recetas de galletas de cónyuges de candidatos presidenciales, con galletitas de chocolate y avena.

Los Ángeles,  (ENTRAVISION).- El expresidente Bill Clinton inició sus funciones de esposo aspirante a la Casa Blanca con nada menos que una receta de galletitas.

Con su fórmula, Clinton junto con Melania Trump, la esposa de Donald Trump participa en el tradicional concurso de recetas de galletas de los cónyuges de los candidatos presidenciales que celebra cada proceso electoral la revista doméstica Family Circle para que los lectores de la revista escojan entre las dos.

Clinton sometió al concurso la misma receta de galletas de chocolate con base de avena con la que su familia ganó la contienda durante las elecciones de 1992 y 1996.

Melania Trump, quien participa por primera vez en la batalla culinaria, sometió al concurso una receta de galletas con forma de estrella hechas con yemas de huevo y crema agria.

La encuesta, que se ha celebrado durante el otoño de cada año de elecciones generales desde 1992, es la última señal de lo histórica que es la candidatura de Hillary Clinton, donde las responsabilidades tradicionales de la primera dama podrían caer a un hombre por primera vez.

AMBICIONES

El concurso comenzó en 1992 poco después de que Hillary Clinton, cónyuge de un político con su propia ambición y carrera profesional, creó revuelo con sus comentarios sobre el papel de la mujer.

Después de que los periodistas le preguntaron sobre su carrera y la ambición, ella respondió: “Usted sabe, supongo que podría haber quedado en casa haciendo galletitas horneadas y tomando el tés, pero lo que me decidí a hacer fue cumplir con mi profesión, a la que ingresé antes de que mi marido entrara en la vida pública”.

Después del legendario comentario, la revista Family Circle dio a conocer lo que en principio sería un concurso, pero que luego se convirtió en una encuesta, pidiéndole a Hillary Clinton y la entonces primera dama Barbara Bush que presentaran sus recetas.

Desde entonces, las cónyuges de los aspirantes presidenciales han presentado recetas para la encuesta.