Sacudión en equipo de campaña de Trump

Sacudión en equipo de campaña de Trump

El candidato republicano incorporó a su equipo de campaña dos nuevos directivos que apoyan su estilo controversial y combativo.

(ENTRAVISION).- A menos de tres meses de las elecciones presidenciales, Donald Trump dio un sacudión a su equipo de campaña este miércoles al introducir a dos nuevos directivos que apoyan su estilo controversial y combativo.

En un comunicado de la campaña emitido en la mañana del miércoles, Trump dijo que estaba dispuesto a hacer “lo que sea necesario para ganar esta elección”.

El candidato a la presidencia incorporó a Stephen Bannon, un alto ejecutivo del portal de noticias conservador Breitbart Noticias LLC, quien se convertirá en presidente ejecutivo de la campaña republicana.

Bannon no tiene ninguna experiencia en campañas políticas pero es notorio por su oratoria belicosa y conflictiva.

Por su parte, Kellyanne Conway, hasta ahora asesora y analista de encuestas de la candidatura de Trump y de su compañero de fórmula, Mike Pence, será la nueva jefa de campaña de Trump.

Aunque Conway ha trabajado en varias primarias, nunca ha sido jefa de una campaña presidencial y, según medios estadounidenses, es una persona muy apreciada por Ivanka Trump, una de las hijas del magnate.

Trump dijo que ambos son “gente genial… unos campeones”.

GOLPE A MANAFORT

La introducción de Bannon y Conway significa un duro golpe al actual presidente de la campaña de Trump, Paul Manafort, quien ha estado al frente de denuncias sobre sus relaciones con un partido ucraniano pro-ruso.

Manafort permanecerá en el cargo, aunque las nuevas incorporaciones le restarán competencias y responsabilidad en el equipo de Trump.

Los cambios se producen a raíz de la creciente tensión dentro de la campaña de Trump en las últimas semanas y, debido al aparente deterioro de la relación del magnate con Manafort hasta el punto de que varias personas cercanas a la campaña advirtieron sobre la posibilidad de cambios.

Manafort tomó las riendas de la campaña apenas dos meses después de que el magnate estadounidense ganara las primarias del estado de Indiana y se convirtiera en el virtual candidato republicano a la presidencia.