Salieron de la carrera, pero rivales de Trump no sueltan sus delegados

Salieron de la carrera, pero rivales de Trump no sueltan sus delegados

Ted Cruz, Marco Rubio y John Kasich han pedido a sus delegados que sigan con ellos hasta la Convención Nacional del Partido Republicano.

Los Ángeles, (ENTRAVISION).- ¿Qué se están tramando los tres principales rivales de Donald Trump en la carrera por la nominación presidencial republicana?

Ninguno de los tres está todavía compitiendo, pero Ted Cruz, Marco Rubio y John Kasich siguen aferrados a los delegados que obtuvieron a lo largo de las elecciones primarias del Partido Republicano (GOP). Entre los tres suman 901 delegados.

El último en dejar saber su intención de no liberar sus encomendados ha sido Kasich, quien ha instruido a sus 161 delegados que sigan con él hasta la convención nacional del partido de julio próximo.

Según informó el diario Washington Post, el gobernador de Ohio envío este lunes una serie de cartas personales a los dirigentes del GOP en los 16 estados y Washington D.C. donde ganó delegados.

Aparentemente, Kasich piensa que sus delegados le dan fuerza para negociar con Trump para que sea una fuerza positiva y unificadora durante el proceso electoral nacional.

Es casi seguro que el magnate se asegure la nominación del GOP para la presidencia antes de la convención.

OBLIGADOS A RUBIO Y CRUZ

Rubio, quien se salió de la contienda republicana en marzo pasado tras fallar en su propio estado de la Florida, a principios de este mes envió cartas a líderes del GOP en Alaska, Oklahoma y la capital estadounidense, indicando que no deseaba liberar sus delegados.

“Es mi deseo en este momento que los delegados asignados a mí por sus reglas permanezcan obligados a votar por mí por lo menos en la primera votación de nominación en la Convención Nacional”, dice la misiva.

El senador por Florida tiene 172 delegados.

Por su parte, Ted Cruz, también se está aferrando a sus 568 delegados. Poco después de salirse de la carrera presidencial, el senador por Texas envió su misiva a los líderes republicanos.

“Aunque he suspendido mi campaña para la nominación del Partido Republicano para presidente de Estados Unidos, no libero a ningún delegado de la Convención Nacional Republicana unidos a mí como resultado del proceso de selección de delegados de 2016”, decía la carta de Cruz.