Humala pide una oportunidad para el proyecto de minera mexicana en Perú

Humala pide una oportunidad para el proyecto de minera mexicana en Perú

Lima, 7 abr (EFE).- El presidente de Perú, Ollanta Humala, pidió hoy “una oportunidad” para el proyecto Tía María de la minera mexicana Southern Copper en la provincia de Islay (sur), contra el que protestan desde hace 16 días algunos pobladores de la zona.

Lima, 7 abr (EFE).- El presidente de Perú, Ollanta Humala, pidió hoy “una oportunidad” para el proyecto Tía María de la minera mexicana Southern Copper en la provincia de Islay (sur), contra el que protestan desde hace 16 días algunos pobladores de la zona.

En un mensaje dirigido a los que mantienen un paro indefinido de actividades contra el proyecto, el presidente peruano afirmó que hoy existe “una minería de primer mundo, con nuevos conceptos, responsabilidad social” y “mejores prácticas para minimizar el daño medioambiental”.

Según Humala, este proyecto de explotación de cobre a tajo abierto, con una inversión de unos 1.200 millones de dólares, está aprobado bajo un nuevo Estudio de Impacto Ambiental (EIA), tras cumplir con las observaciones recibidas en 2009 por la Oficina de Naciones Unidas de Servicio para Proyectos (UNOPS).

El proyecto estuvo paralizado durante dos años después de que las comunidades campesinas de Islay protagonizaran en 2011 una protesta que dejó 3 muertos y 44 heridos, y solo a inicios de este año el Gobierno peruano entregó los permisos de construcción.

Humala remarcó hoy que la empresa mexicana va a usar agua de mar desalinizada para su proyecto y no el agua del río Tambo, que es utilizada por los agricultores de la zona para sus actividades.

En tal sentido, anunció la construcción de una presa “para resolver el stress hídrico de los agricultores del valle del Tambo”.

El gobierno peruano ha promovido un diálogo entre la empresa y las comunidades, pero las autoridades locales de Arequipa consideran que aún no se han resuelto las observaciones técnicas.

El paro indefinido en la provincia de Islay, en Arequipa, ha provocado la suspensión del tránsito terrestre, el comercio y las clases escolares, entre otras actividades.

Humala criticó los “actos de amedrentamiento de malos dirigentes que llegan bajo prácticas delincuenciales” a tratar de presionar a las autoridades y pobladores para acatar el paro.

Por su parte, la gobernadora regional de Arequipa, Yamila Osorio, declaró hoy a la emisora RPP que “la percepción de la población es que el gobierno está a los pies de la empresa” y pidió al ministerio de Energía y Minas que explique cómo se han subsanado las observaciones técnicas hechas al proyecto.

Al mismo tiempo Osorio señaló que los dirigentes de las protestas muestran una posición “bastante inflexible”, al negarse a participar en los espacios de diálogo, porque “sólo quieren la cancelación definitiva del proyecto”.

Para la gobernadora, las protestas actuales son “la consecuencia de varios años de indiferencia y falta de presencia del Estado para darle información a la población” sobre este proyecto minero.

La minera Southern Copper, filial del Grupo México, anunció el pasado 27 de marzo que seguirá desarrollando el proyecto Tía María, horas después de que su portavoz oficial en Perú anunciara su cancelación por lo que definió como “terrorismo antiminero”.

Southern Copper contempla la inversión de unos 1.200 millones de dólares para la construcción de Tía María, cuya producción estima en 120.000 toneladas métricas anuales de cátodos de cobre a partir del inicio de sus operaciones, previsto para el próximo año.