Inician campaña nacional para detener deportación de inmigrante en refugio

Inician campaña nacional para detener deportación de inmigrante en refugio

Tucson (AZ), 17 feb (EFEUSA).- Un grupo de funcionarios públicos, líderes y activistas informó hoy que iniciará una campaña de apoyo a Rosa Robles Loreto, una inmigrante mexicana que lleva seis meses refugiada en la Iglesia Presbiteriana del Sur de Tucson para evadir una orden de deportación en su contra.

Tucson (AZ), 17 feb (EFEUSA).- Un grupo de funcionarios públicos, líderes y activistas informó hoy que iniciará una campaña de apoyo a Rosa Robles Loreto, una inmigrante mexicana que lleva seis meses refugiada en la Iglesia Presbiteriana del Sur de Tucson para evadir una orden de deportación en su contra.

Aunque el caso de Robles ha sido calificado como de baja prioridad para las autoridades migratorias, los funcionarios de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) han negado la solicitud presentada por su abogada Margo Cowan para cerrar el caso o detener la deportación y permitir que ella regrese a su hogar con su esposo y sus dos hijos.

La decisión del juez federal de Texas que bloqueó temporalmente la acción ejecutiva del presidente Barack Obama en materia migratoria deja a la espera tanto a Robles como a casi cinco millones de indocumentados que pudieron beneficiarse de este amparo.

No obstante, los activistas que apoyan a la inmigrante en refugio indicaron a través de un comunicado que la decisión sobre su situación puede resolverse con una orden del ejecutivo que podría ser una cancelación de la orden de deportación o el cierre administrativo de su caso.

“Mientras las cortes juegan con la vida de millones de personas que están a la espera de un alivio, el presidente Obama podría actuar mañana y mantener unida la familia de Rosa”, señaló el comunicado.

Como parte de la campaña “Estamos con Rosa” miembros de la comunidad colocarán señales en apoyo a Rosa en sus hogares, negocios y congregaciones. Además utilizarán las redes sociales para promover la campaña con los mensajes “Dejen quedar a Rosa” y “Estamos contigo”.

“Rosa nunca ha sido una prioridad para la deportación. Mientras el Congreso discute y los tribunales muestran una postura baja, las vidas de familias como Rosa quedan en el limbo”, dijo su abogada Margo Cowan.

Agregó que ha pasado mucho tiempo para que la Administración Obama y el secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) Jeh Johnson actúen y usen su autoridad en este caso.

“Cuando nuestros líderes no pueden hacer lo que es correcto, entonces le corresponde a cada uno de nosotros demostrar que estamos unidos para apoyar a miembros de nuestra comunidad que enfrentan la separación de sus familias y seres queridos”, aseguró Cowan.

Desde que Robles entró a la iglesia, más de 6.500 personas, unas 60 congregaciones y organizaciones comunitarias han contactado el Gobierno Federal y al secretario Johnson, en su nombre.

La indocumentada reside en Estados Unidos desde hace quince años, pero una infracción de transito hizo que un alguacil del condado de Pima la pusiera a disposición de Inmigración, en virtud de la ley estatal SB1070, que permite a la policía cuestionar el estatus migratorio de las personas que “sospechen” son indocumentados.

Después de estar detenida 57 días en un centro de detención de Inmigración y luego de perder un proceso en corte que le dio la orden de salida del país, Robles Loreto inició su refugio en la Iglesia Presbiteriana del Sureste el pasado 7 de agosto.