Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Política Internacional

    Trump resta importancia a nuevas amenazas de Corea del Norte

    El presidente dijo que no ha recibido ninguna información que ponga en peligro la cumbre con Kim Jong-un.
    MGN
    11:58 am05/16/2018

     (POLÍTICA PARA MI).- A pesar de las últimas amenazas que lanzó Corea del Norte, el gobierno del presidente Donald Trump insistió este miércoles en que mantiene sus esperanzas de que se celebre el mes próximo una reunión cumbre con el líder norcoreano Kim Jong-un.

    Las advertencias de Pyongyang parecieron desvanecer el sueño de Trump de recibir un Premio Nobel de la Paz por su acercamiento a Corea del Norte.

    Un premio Nobel de la Paz, ¿para Donald Trump?

    Pero el presidente ofreció una respuesta no comprometida a las amenazas norcoreanas al decir que no había recibido ninguna información que pusiera las conversaciones en peligro.

    “No hemos sido notificados en absoluto, tendremos que ver”, dijo Trump a los periodistas en el Despacho Oval de la Casa Blanca, donde se reunió con el presidente de Uzbekistán, Shavkat Mirziyoyev

    “No hemos visto nada, no hemos escuchado nada. Veremos qué sucede”, añadió Trump.

    Pero a la pregunta de que si seguiría insistiendo en la desnuclearización de Corea del Norte como condición para las conversaciones, Trump asintió con la cabeza, sí.

    GIRO EN COREA DEL NORTE

    En lo que fue un giro de 60 grados de la postura que había mostrado en las últimas semanas, Corea del Norte anunció abruptamente el martes que suspendía las conversaciones de alto nivel con Corea del Sur en protesta por los recientes ejercicios militares conjuntos llevados a cabo con Estados Unidos.

    Pyongyang también envió una fría advertencia a EE.UU. sobre la cumbre programada para junio con Trump, sugiriendo que el destino de la histórica reunión también podría estar en peligro si Washington insistie en un “abandono nuclear unilateral”.

    Vuelve la tensión entre las Coreas; mandan advertencia a EE.UU.

    Los asesores de Trump se esforzaban el miércoles en determinar si las repentinas advertencias de Corea del Norte podrían arruinar la tan anticipada cumbre, incluso cuando algunos en la administración admitieron que las amenazas eran un bache esperado en cualquier trato con el imprevisible régimen.

    Pero públicamente, la Casa Blanca intentó restar importancia a las advertencias de Pyongyang.

    “El presidente está listo si la reunión se lleva a cabo”, dijo este miércoles a Fox News la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

    “Y si no, continuaremos la campaña de presión máxima que ha estado en curso”, agregó.

    Al anunciar la cancelación de las conversaciones con Seúl, que se había programado para este miércoles, la agencia de noticias oficial de Corea del Norte condenó los ejercicios militares conjuntos como un “desafío flagrante” a la declaración adoptada en abril por las dos Coreas.

     







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita