Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Política Nacional

    Fiscal General decide personalmente sobre los casos de deportación

    Jeff Sessions ha penetrado el sistema migratorio de una forma sin precedentes y se da a sí mismo la capacidad de revisar y reescribir casos.
    Foto: Alex Wong/Getty Images
    12:24 pm05/15/2018

    (POLÍTICA PARA MI).- El destino de decenas de miles de inmigrantes con casos de deportación en las cortes descansan en las manos del Fiscal General Jeff Sessions, uno de los funcionarios del gobierno de Donald Trump que sostienen una radical postura antiinmigrante.

    En su capacidad al frente del Departamento de Justicia, (DOJ), Sessions se ha adjudicado a sí mismo la capacidad de revisar y reescribir los casos pendientes de cientos de miles de inmigrantes.

    USCIS retirará más de 8 mil tarjetas de residencia ya entregadas

    El funcionario ha penetrado en el sistema migratorio de una manera sin precedentes y sus decisiones podrían determinar el futuro de decenas de miles de inmigrantes que buscan el asilo o evitar una orden de deportación.

    Esto lo ha hecho refiriéndose a sí mismo casos de la Junta de Apelaciones de Inmigración, la agencia del DOJ que sirve como un cuerpo de apelación para los tribunales migratorios, según reveló el sitio de noticias Vox.

    TRES PREGUNTAS CLAVE

    Desde enero de este año, Sessions se ha referido a sí mismo tres casos que estaban bajo revisión en las cortes de inmigración.

    Los tres se centran en preguntas que, dependiendo de cómo las responda Sessions, podrían determinar la solución de decenas de miles de casos adicionales en los tribunales de inmigración.

    Sessions envía 35 fiscales y 18 jueces para “manejar” la caravana

    En uno de los casos, Sessions se preguntó si los jueces pueden remover de sus agendas casos de inmigrantes, con lo que quedan postergados indefinidamente.

    En otro, el Fiscal General se pregunta si las víctimas de “violencia privada” son elegibles para el asilo y en el tercero, la cuestión es si un juez de inmigración puede esperar para que una aplicación migratoria sea aprobada antes de tomar una decisión.

    Esto lo ha hecho el Fiscal General sin ofrecer a los abogados de los inmigrantes mayor información sobre el rol que está jugando en los casos.

    LA CLAVE ESTÁ EN LOS PRECEDENTES

    Las cortes de inmigración no forman parte de la rama judicial y solo están bajo la autoridad del DOJ.

    Los jueces tienen cierta independencia, y algunos son más duros que otros con los inmigrantes.

    Pero sus decisiones están guiadas por precedentes de la Junta de Apelaciones de Inmigración, que es la corte de apelaciones del sistema migratorio y que también responde ante el DOJ y el Fiscal General.

    Si al Fiscal General no le gusta el precedente que usó un juez, tiene el poder de cambiarlo, refiriéndose a sí mismo un caso después de que la Junta de Apelaciones de Inmigración lo haya revisado, emitiendo una nueva resolución y diciéndole a los tribunales de inmigración que en el futuro respeten el precedente que él estableció en ese fallo.

    Los fiscales generales raras veces habían usado ese poder. Hasta que llegó Sessions.

     







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita