Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Al Rescate

    Republicanos castigados por su postura antiinmigrante

    El resultado de las votaciones del martes demostró que a los votantes no les importa el estatus migratorio de millones de inmigrantes.
    Chip Somodevilla/Getty Images
    3:20 pm11/09/2017

    (POLÍTICA PARA MI).- El arrollador triunfo por todo el país de candidatos demócratas en las elecciones parciales del martes fue más bien un voto de repudio al gobierno de Donald Trump, pero más que nada a su política migratoria.

    El resultado de las votaciones a favor del demócrata Ralph Northam, en Virginia, quien derrotó al republicano Ed Gillespie, demostró que a los votantes estadounidenses en realidad no les importa el estatus migratorio de millones de inmigrantes.

    Lee también: La victoria demócrata: ¿un referendo a Trump?

    En la carrera por la gobernación de Virginia, Gillespie perdió por amplio margen de Northam, en el primer concurso por la gobernación de un estado durante el gobierno de Trump.

    Su campaña tenía todos los ingredientes del libro de recetas políticas de Trump: Gillespie llenó los buzones y las ondas de televisión con anuncios fatídicos que representaban a miembros de las pandillas MS-13 tatuados.

    Esta estrategia le salió mal, y los demócratas se aferraron a tres posiciones estatales y hasta pueden recuperar la Cámara de Delegados de Virginia.

    En el punto climático de la campaña, una agrupación puso a circular un anuncio de televisión en el que una camioneta, que ondeaba una bandera de la Confederación y lucía una calcomanía para el republicano Gillespie persigue a un grupo de niños de minorías.

    En Nueva Jersey, la candidata a gobernador republicana Kim Guadagno hizo lo mismo que Gillespie, y propuso la prohibición de las llamadas ciudades santuario para darle autoridad al estado de retener el financiamiento de las localidades que “albergaban a criminales”.

    Guadagno fue derrotada por el demócrata Phil Murphy.

    DOS LATINAS

    En Virginia los votantes fueron más allá del repudio a los republicanos que lanzaron propuestas similares a las crueles políticas migratorias del presidente Trump.

    Por primera vez en el estado, dos latinas servirán en la Cámara de Delegados: Elizabeth Guzmán and Hala Ayala.

    Las dos mujeres no solo vencieron a los titulares a largo plazo, sino que transformaron sus distritos de republicanos a demócratas.

    El oponente de Ayala, Richard Anderson, ganó sin oposición en 2015, pero mientras los demócratas ni siquiera presentaron un candidato en su contra en el Distrito 51, Ayala venció a Anderson por casi 6 puntos porcentuales y movilizó a 14 mil votantes para ganar.

    De manera similar, Guzmán pudo aumentar la participación en Prince William en un 72% y fue capaz de ganar por un cómodo margen de nueve puntos.







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita