Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Al Rescate

    En West Virginia habrá que trabajar para recibir cupones de alimentos

    Una nueva ley firmada por el gobernador Jim Justice requiere tener empleo para adultos entre los 18 y 49 años que reciben estampillas.
    Clementine Gallot / CC BY 2.0
    1:01 pm03/29/2018

    (POLÍTICA PARA MI).- Los residentes de West Virginia que reciben cupones de alimentos deberán además tener un empleo, de acuerdo con una nueva ley firmada por el gobernador Jim Justice.

    Según la legislación, desde el 1ro. de octubre de este año, cualquier adulto debe trabajar, ser voluntario o participar en programas de capacitación laboral durante 20 horas por semana para recibir los beneficios del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria, conocido como SNAP.

    La disposición está dirigida a personas en buen estado de salud, que tengan entre 18 y 49 años, que no estén embarazadas y sin dependientes.

    Trump quiere cambiar los cupones de alimentos con raciones de enlatados

    La medida excluye a los personas deshabilitadas y a los veteranos militares.

    Específicamente, la ley 4001 de West Virginia rescinde la capacidad del estado para permitir que el Departamento de Salud y Recursos Humanos, (DHHR), emita exenciones a los destinatarios de SNAP de los requisitos federales de trabajo para adultos sanos.

    ALGUNAS EXCEPCIONES

    Sin embargo, pueden ser exentos de la medida hasta octubre de 2022 aquellas personas que residen en condados con una tasa de desempleo promedio superior al 10%, una tasa de desempleo promedio de 24 meses 20% por encima del promedio nacional, o un “área de exceso de mano de obra” designada por el Departamento de Trabajo.

    Aquellos que no reciben una exención y no cumplen con los requisitos de trabajo podrán recibir las estampillas por hasta tres meses cada tres años, indica la legislación.

    Ya nueve condados en West Virginia han instituido un programa piloto de requisitos de trabajo para los beneficios de SNAP.

    De acuerdo con un análisis del DHHR, el programa piloto no tuvo un impacto significativo en las cifras de empleo para la población de adultos sin discapacidades, aunque redujo radicalmente el número de casos del SNAP.







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita