Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Noticias

    El problemático y violento pasado del asesino de Texas

    A pesar de su brutal historial, Devin Kelley pudo adquirir el rifle de asalto que usó para disparar en una iglesia.
    1:09 pm11/07/2017

    (POLÍTICA PARA MI).- Desde que el pasado domingo un hombre disparó contra fieles dentro de una iglesia baptista de Texas, mató a 26 personas e hirió a otras 20, poco a poco se ha ido amontonando la información que revela el pasado extremadamente violento del asesino.

    Pero a pesar del brutal historial, Devin Kelley, de 26 años, pudo adquirir, entre otras armas de fuego, el rifle de asalto semiautomático Ruger AR-15 que usó para uno de los más sangrientos tiroteos en la historia de Estados Unidos.

    Lee tambiénTrump: masacre en Texas es un problema de salud mental, no de armas

    La información pone al descubierto los escasos y defectuosos controles que existen para que personas como Kelley puedan comprar armas de fuego.

    Ahora se sabe que el hombre se escapó de un hospital siquiátrico en 2012 mientras estaba en la Fuerza Aérea, después de amenazar de muerte a sus superiores e intentar introducir armas de contrabando en la base donde estaba estacionado.

    En esa ocasión, la policía arrestó a Kelley en una estación de autobuses en el centro de El Paso, después de escapar de Peak Behavioral Health Services, un hospital en Santa Teresa, Nuevo México.

    El hombre había sido enviado allí después de declararse culpable ante un tribunal militar de agredir a su esposa y su hijastro. El informe policial fue publicado el martes por KPRC, una estación de televisión de Houston.

    FRACTURA DEL CRÁNEO

    Kelley fue juzgado por una Corte Marcial acusado de golpear, patear y estrangular repetidas veces a su primera esposa, y de golpear la cabeza de su hijastro con tanta severidad que le fracturó el cráneo. Fue sentenciado a un año en una prisión de la Marina.

    También se reveló que por un error, la Fuerza Aérea no registró los antecedentes violentos del asesino. Una ley de 1996 prohíbe que cualquier persona condenada por abuso doméstico, incluso un delito menor, compre un arma de fuego.

    La Fuerza Aérea admitió el lunes que no había ingresado el juicio marcial por violencia doméstica de Kelley en una base de datos federal que podría haberle impedido comprar el rifle que usó para matar a 26 personas.

    Bajo la ley federal, la condena del asesino por agresión doméstica contra su esposa y su hijastro, debió haber impedido que comprara legalmente el rifle que usó en la iglesia este domingo.

    Lee tambiénA 4 años de la masacre de Sandy Hook aún no hay control de armas

     







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita