Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Al Rescate

    Jueza permite que adolescente indocumentada se haga un aborto

    El gobierno había intentado impedirle obtener un aborto a la menor, detenida en un refugio de Texas.
    Foto: John Moore/Getty Images
    1:08 pm10/18/2017

    (POLÍTICA PARA MI).- Una jueza federal ordenó este miércoles al gobierno del presidente Donald Trump que permita que una adolescente indocumentada embarazada obtenga un aborto.

    La jueza del distrito en Washington, D.C., Tanya Chutkan dijo estar “sorprendida” ante la aparente posición del gobierno de que las únicas opciones de la adolescente eran continuar con el embarazo o regresar a su país natal.

    Lee también: Corte Suprema debate sobre los derechos de inmigrantes detenidos

    “El hecho de que esté aquí ilegalmente no significa que no tenga derechos constitucionales”, afirmó Chutkan.

    La magistrada indicó que la administración de Trump debe permitir “prontamente y sin demora” que la menor de 17 años sea transportada a un proveedor de abortos cercano al refugio donde está retenida.

    Se trata del caso de “Jane Doe”, una niña de 17 años de edad que se encuentra recluida en un centro de detención en el sur de Texas, que ha estado luchando para poder hacerse un aborto desde que fue aprehendida en la frontera entre Estados Unidos y México el pasado 11 de septiembre.

    La adolescente es una de miles de menores no acompañados por adultos que cruza la frontera sin documentos migratorios.

    La joven obtuvo el permiso de un juez estatal para tener el aborto, pero ella dice que los funcionarios federales se niegan a transportarla a una clínica. Ella tiene más de 14 semanas de embarazo. La ley de Texas prohíbe la terminación de los embarazos después de 20 semanas.

    ASESORAMIENTO FORZADO

    Chutkan señaló que a pesar de la afirmación del gobierno, de que permitir que la adolescente salga del refugio supondría una carga, los funcionarios permitieron que la llevaran a una sesión de asesoramiento sobre lo que la Unión  de Libertades Civiles (ACLU), que está demandando a nombre de Doe, describió como un “centro de embarazo de crisis” religioso destinado a disuadirla del aborto.

    “El gobierno ciertamente no tuvo problema en llevarla en contra de su voluntad para recibir asesoramiento sobre el embarazo”, apuntó la jueza.

    El Departamento de Salud y Servicios Humanos, (HHS) que es responsable del cuidado de los menores no acompañados detenidos en la frontera, dijo esta semana que “no existe un derecho constitucional” para que un menor inmigrante obtenga un aborto electivo mientras se encuentra bajo custodia federal.

    Los funcionarios dijeron que están obligados a cuidar a niños y adolescentes inmigrantes a través del programa, incluido un “bebé no nacido”.







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita