Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Estados Unidos

    Las polémicas vacaciones del presidente Trump

    Los 53 días libres que ha tenido hasta el momento superan por mucho los 15 que tomó Obama en el periodo equivalente
    7:13 pm08/04/2017

    El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está listo para irse de vacaciones la noche de este viernes y estará de descanso durante 17 días en su club de golf en Nueva Jersey.

    Las vacaciones de Trump, como lo señaló Philip Bump en The Washington Post, ya son el doble de las vacaciones que el presidente Barack Obama se tomó en Martha’s Vineyard en su primer año en la Casa Blanca, y significarán que Trump se tomó 53 “días de placer” de enero a agosto del 2017, comparado con los 15 que Obama se tomó de enero a agosto del 2009.

    Trump fue implacable en sus ataques sobre las costumbres vacacionales de Obama e insistió en que no se tomaría tantas vacaciones si fuera elegido presidente.

    “El presidente Obama está a punto de irse de vacaciones por 17 días a su natal Hawaii, alejando al Servicio Secreto de sus familias en Navidad. ¡Aloha!”, escribió Trump en Twitter en diciembre del 2013. “El presidente Obama tiene una importante reunión en Nueva York. El brote de ébola, con personas que están volando por todo el país, pero él decidió jugar golf”, tuiteó en octubre del 2014.

    (CNN en Español)

    Durante la campaña presidencial del 2016, Trump prometió en repetidas ocasiones que se rehusaría a tomar vacaciones para seguir haciendo el trabajo de la ciudadanía.

    “Muy pocas veces me iré de la Casa Blanca porque hay tanto trabajo por hacer”, dijo Trump en julio del 2015. “No seré un presidente que tome vacaciones. No seré un presidente que se tome un descanso”.

    “Voy a trabajar para ustedes”, dijo Trump en agosto del 2016. “No voy a tener tiempo para jugar golf”.

    La razón por la que Trump hizo tanto escándalo con las vacaciones de Obama –y con sus prácticas de golf– era porque en ese momento le servía decir eso para sus intereses políticos. La base republicana pensaba que Obama era perezoso, distraído e inefectivo. El hecho de que se tomara vacaciones coincidía perfecto con esa percepción.

    Lo mismo se puede decir de la promesa de campaña de Trump de no tomarse vacaciones. Él se presentaba como el candidato anti-Obama, el candidato de mano dura, el experto en negocios que sabía cómo hacer que las cosas funcionaran. Si Obama se iba de vacaciones, Trump no lo haría. Punto.

    Pero como muchas cosas que Trump dice, él realmente no estaba diciendo que no fuera a tomarse vacaciones. Así como realmente no estaba diciendo que no fuera a jugar golf.

    *Información de CNN







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita