Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Al Rescate

    Inmigrantes detenidos en la frontera son desencadenados

    Gracias a una orden judicial, los indocumentados en Arizona ya no tienen que llevar grilletes al comparecer ante un juez de inmigración.
    2:39 pm07/21/2017

    (POLÍTICA PARA MI).- Inmigrantes detenidos por cruzar la frontera sin documentos acudieron esta semana ante un juez de inmigración en Arizona desencadenados por primera vez en años.

    Un juez federal de la corte de apelaciones del 9no. Circuito ordenó la semana pasada que los tribunales de Arizona pusieran fin a su práctica de obligar a los indocumentados a aparecer ante las cortes encadenados.

    La orden, para que se respete una decisión de mayo de la misma corte de que los tribunales no pueden ponerle grilletes sistemáticamente a los acusados, se aplica a cualquier persona que enfrenta cargos criminales federales en Arizona.

    Sin embargo, la medida favorece principalmente a los detenidos dentro de Operación Streamline, un programa de inmigración que permite a los jueces agrupar a los acusados para acelerar las audiencias de inmigrantes apresados por cruzar la frontera entre Estados Unidos y México.

    El programa Operación Streamline, lanzado en 2005, se utiliza en varias cortes federales cerca de la frontera sur estadounidense. Pero el tribunal que maneja la mayor carga de casos es el de Tucson, donde los jueces atienden unos 75 casos al día y los indocumentados eran amontonados con los grilletes.

    SIN NECESIDAD

    Hasta el martes, las personas que se enfrentaban a cargos bajo el programa Streamline en Arizona se alineaban rutinariamente ante un juez del magistrado federal con las muñecas y los tobillos encadenados.

    Activistas de derechos humanos habían señalado que esa práctica era inhumana e innecesaria.

    Cesar Cuauhtémoc García Hernández, profesor de la escuela de Derecho Sturm de la universidad de Denver, dijo que las esposas en las muñecas y los tobillos son generalmente innecesarias en los juicios por delitos menores de inmigración.

    “Si piensan que los acusados de delitos de inmigración procesados a través de la Operación Streamline son especialmente propensos a poner en peligro al público, pueden presentar esa evidencia a un juez y pedir restricciones”, le dijo García Hernández al sitio HuffPost.

    “La mayoría de los acusados de delitos de inmigración no tienen antecedentes de violencia, por lo que la realidad es que probablemente no haya ninguna evidencia que pueda presentarse para la mayoría de la gente en la Operación Streamline precisamente porque no son peligrosas”, añadió.

     







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Quizás te interese

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita