Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Al Rescate

    Corte Suprema: EE.UU. no puede quitar la ciudadanía por una mentira

    El tribunal Supremo limita el poder del gobierno para revocar la ciudadanía a inmigrantes.
    12:32 pm06/22/2017

    (POLÍTICA PARA MI).- La Corte Suprema decidió este jueves que el gobierno no puede despojar de la ciudadanía estadounidense a una persona por haber hecho declaraciones erróneas triviales durante su proceso de naturalización.

    Con el fallo, el alto Tribunal limitó el poder del gobierno para revocar la ciudadanía estadounidense a inmigrantes por mentir durante el proceso de naturalización.

    Foto: JIM WATSON/AFP/Getty Images

    La decisión unánime de la Corte de este jueves se trató sobre el caso de Divna Maslenjak, una mujer de origen serbio que intenta recuperar su ciudadanía estadounidense después de haberla perdido cuando declaró falsamente que su marido no había sido miembro del ejército de Bosnia en la década de 1990.

    Posteriormente, Maslenjak reconoció que había mentido y las cortes emitieron una condena penal. Eso condujo a la revocación automática de su ciudadanía, y ella y su esposo fueron deportados en octubre.

    La cuestión legal es si las declaraciones falsas de Maslenjak tuvieron un efecto significativo en la decisión de EE.UU. al concederle su condición de refugiado.

     EL ROL DE LA MENTIRA

    Durante las deliberaciones, los jueces preguntaron sobre un formulario que deben completar las personas que solicitan la ciudadanía estadounidense, y que pide a los solicitantes que digan, por ejemplo, si alguna vez han cometido un delito, por menor que sea, incluso si no hubo arresto.

    Un abogado del gobierno, en respuesta a los interrogatorios, dijo que no revelar una violación por exceso de velocidad podría ser suficiente para revocar la ciudadanía años después.

    La jueza Elena Kagan escribió en el fallo que las declaraciones falsas solo pueden conducir a la revocación de la ciudadanía “si cumplieron algún papel en la naturalización”.

    “Sostenemos que el gobierno debe establecer que un acto ilegal de la parte demandada jugó algún papel en su adquisición de ciudadanía”, escribió. “Cuando el acto ilegal es una declaración falsa, eso significa demostrar que el acusado mintió sobre hechos que hubieran importado a un funcionario de inmigración, porque habrían justificado negar la naturalización o habrían provocado previsiblemente otros hechos que justificaran ese resultado”.

    El Tribunal Supremo, habiendo dictaminado que Maslenjak había sido condenad bajo la norma incorrecta, devolvió el caso a las cortes inferiores para que consideren si el gobierno puede intentar el caso otra vez bajo un estándar más severo.

     







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Quizás te interese

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita