Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Noticias

    “Hackeo” ruso durante elecciones fue mayor de lo que se pensaba

    El ataque cibernético de Rusia en EE.UU. alcanzó al menos 39 estados e incluyó la alteración de los datos de votantes, según Bloomberg.
    11:13 am06/14/2017

    (POLÍTICA PARA MI).-  El ataque que lanzaron piratas cibernéticos rusos contra el sistema electoral de Estados Unidos el año pasado alcanzó al menos 39 estados e incluyó la alteración de datos de votantes y la manipulación de programas informáticos.

    Fuentes del gobierno revelaron al medio informativo Bloomberg News que  el ataque ruso, ocurrido durante el verano de 2016, fue mucho más amplio en cuanto a estrategias y abarcó el doble de los estados de lo que se había informado inicialmente.

    MGN

    Los nuevos detalles, reforzados por un documento clasificado de la Agencia de Seguridad Nacional, NSA, publicado recientemente en el Intercept, muestran el alcance de la supuesta piratería cibernética rusa que es investigada por agencias de inteligencia estadounidenses que también tratan de determinar si funcionarios de la campaña de Donald Trump colaboraron con los esfuerzos del Kremlin.

    Sin embargo, la inteligencia rusa no intentó irrumpir en el proceso electoral ni interfirió en las votaciones durante el día en que se celebraron las elecciones el pasado 8 de noviembre, según el informe de Bloomberg News.

    Ese hecho constituye la gran incógnita de la interferencia de Moscú en el proceso electoral de EE.UU.

    Agentes entrevistados por Bloomberg News especularon con que tal vez fue una jugada estratégica del Kremlin y ahora los rusos tendrán tres años para aprovechar su conocimiento de los sistemas de votación de EE.UU. con el fin de influir en las próximas elecciones parciales de 2018.

    VOLVERÁN

    “Vienen después de Estados Unidos”, dijo el exdirector del FBI James Comey al Comité de Inteligencia del Senado que investiga la injerencia de Rusia en las elecciones. “Van a volver”.

    En Illinois, investigadores estadounidenses encontraron evidencia de que los “hackers” rusos intentaron borrar o alterar los datos de los votantes.

    Los piratas accedieron el software diseñado para ser utilizado por los trabajadores electorales el día de las elecciones, y en al menos un estado accedieron una base de datos de financiamiento de campaña.

    Los detalles de la ola de ataques, perpetrados durante el verano y el otoño de 2016, fueron proporcionados por tres personas con conocimiento directo de la investigación de EE.UU. sobre el asunto.

    El alcance y la sofisticación preocupó tanto al gobierno de Obama que tomó un paso sin precedentes, y se quejó directamente a Moscú por medio del moderno “teléfono rojo”.

     







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Quizás te interese

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita