Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Perspectiva Nacional

    Ganadores y perdedores del primer proyecto presupuestal de Donald Trump

    El plan presupuestario propone recortes para el programa de salud que cubre a cerca de 10 millones de personas de bajos ingresos. Otros 42 millones se verán afectados por la reducción de los cupones de alimentación del gobierno.
    8:32 am05/29/2017

    Washington, D.C. (Entravision) – La Casa Blanca presentó al Congreso su proyecto presupuestal para el año fiscal 2018.

    Cuando inicia todo nuevo gobierno, su plan presupuestal es anhelado por analistas, expertos, y líderes de gobierno porque deja sentados los lineamientos de cómo aspira el presidente manejar la administración pública.

    Por lo que el primer proyecto del presidente Donald Trump se ha destacado por ser el más conservador de las últimas décadas ya que pone énfasis en los recortes a la financiación federal de iniciativas públicas.

    Calificado como “extremo“, expertos indican que los cálculos de ingresos y crecimiento en los que se basa el plan son demasiado optimistas y toma en consideración aspectos como la reforma de impuestos o la derogación del Obamacare que no pueden darse todavía por seguras.

    Y aunque al final lo que propone la Casa Blanca no es lo que dispone el Congreso, que es el poder encargado de asignar los recursos al gobierno, este proyecto ofrece indicios de cómo es la filosofía de los nuevos gobernantes de EEUU.

    Entre los ganadores del reparto presupuestario se encuentra el Departamento de Defensa ya que este año obtendrían un aumento cerca de 52,000 millones de dólares. Otro departamento que triunfa en este reparto es el Departamento de Seguridad Nacional ya que su presupuesta crecerá en casi un 7% con el fin de sufragar el aumento del gasto en seguridad fronteriza y el sistema de inmigración, desde el prometido muro con México, 500 nuevos agentes para la Patrulla Fronteriza y 1,000 agentes para la Fuerza de Inmigración y Aduanas.

    Entre los más impactados por el plan presupuestal se encuentra el Departamento de Educación donde se recortarán cerca del 21% de los fondos que se le asignan actualmente. Aunque cabe destacar que del plan quedan excluidos los recortes de los subsidios a cosechas. También varios programas de becas y entrenamiento del departamento serán rebajados o eliminados para lograr la reducción del 14% del presupuesto que propone el Ejecutivo. Mientras los planes de recortes afectarán a estudiantes de bajos recursos y minorías, se ampliarán los fondos para financiar escuelas chárter, privadas y otras que permitan el avance de la iniciativa de escoger escuelas que promueve la secretaria del departamento Betsy DeVos.

    Pero el gran perdedor lo es el Departamento de Salud ya que el gobierno propone reducir en 18% el dinero destinado a este departamento, uno de los más grandes y complejos de la administración pública estadounidense.

    Tsi-tsi-ki Félix conversó con el analista republicano Alfonso Aguilar y con Rafael J. Medina portavoz del Centro para el Progreso Americano sobre cómo este recorte impactará a las comunidades hispanas.







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Quizás te interese

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita