Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Noticias

    ¿Es este el principio del fin para Donald Trump?

    Toma fuerza la posibilidad de que ante la presente crisis, el presidente sea impugnado y destituido por el Congreso.
    1:05 pm05/16/2017

    (POLÍTICA PARA MI).-  Cerca de la mitad de los estadounidenses están de acuerdo con que el presidente Donald Trump sea impugnado y destituido de su cargo, según los resultados de una nueva encuesta divulgada este martes.

    De acuerdo al estudio de la empresa de encuestas Políticas Públicas, 48% de los encuestados dijeron que apoyarían el enjuiciamiento de Trump, mientras que el 41% de los votantes se opone a que se presenten cargos en contra del mandatario. Es más, solo el 43% de los entrevistados cree que Trump va a poder llegar hasta el final de su término como presidente de Estados Unidos.

    Foto: Win McNamee/Getty Images

    Ahora, tras la crisis generada por  el despido de James Comey como jefe del FBI y la noticia de que Trump compartió información altamente clasificada con funcionarios rusos, ha tomado fuerza la posibilidad de que este momento es el principio del fin de la presidencia del magnate.

    Además su situación se hace más precaria, ya que al pasar la información secreta sobre el grupo terrorista ISIS al ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov y su embajador en Washington, Sergei Kislyak, ha abierto una brecha en su credibilidad, que no solo alcanza a Israel, país que presuntamente le facilitó los datos, sino a sus propios servicios de inteligencia.

    PROCESO DE DESTITUCIÓN

    La impugnación no significa la expulsión del cargo. Bajo la Constitución, el proceso se inicia en la Cámara de Representantes si una mayoría de legisladores aprueba los artículos de la impugnación, que debieron haber sido acordados previamente por un comité congresional.

    Entonces, el enjuiciamiento va al Senado, donde se requiere una mayoría de dos tercios de votos para condenar al presidente, sobre lo cual sería destituido de la presidencia.

    Solo dos presidentes de EE.UU. han atravesado por procesos de impugnación: Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998, y ambos fueron absueltos en el Senado y permanecieron en sus cargos.

    Los artículos de la impugnación fueron aprobados por un comité congresional en contra de Richard Nixon en 1974, pero él renunció al cargo antes de que la Cámara baja votara en su contra.

    OBSTRUCCIÓN O FALSO JURAMENTO

    Este lunes, el representante demócrata de Texas, Al Green reclamó que se inicie la destitución de Trump.

    Green dijo que el despido de Comey constituyó una clara obstrucción de la justicia que es parte de los “altos crímenes y delitos menores” prescritos en la Constitución como base para la impugnación del presidente.

    Mientras que Trump pudo no haber violado la ley al compartir información clasificada con los rusos, sí pudo haber roto el juramento que hizo al asumir el mando, aseguran expertos.

    La acusación de haber faltado al juramento han sido centrales en todos los casos previos de juicio político o de impugnación presidencial.

    Actualmente, ambas cámaras del Congreso están controladas por los republicanos, lo que hace pensar que es poco probable que Trump pueda ser acusado por sus propios compañeros de partido.

    Pero con una crisis detrás de otra y el sentimiento de la población, eso podría cambiar. Así ocurrió en 1974 cuando siete representantes del Partido Republicano en el Comité Judicial de 38 miembros de la Cámara, votaron por enjuiciar a un al entonces  presidente Nixon.

     







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Quizás te interese

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita