Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Perspectiva Nacional

    ¿Será el despido de James Comey del FBI el Watergate de Donald Trump?

    El despido de James Comey como director del FBI guarda similitudes con la “Masacre de sábado por la noche” en la que Richard Nixon despidió al fiscal especial que investigaba el caso Watergate, escándalo que acabó con su presidencia
    10:05 pm05/14/2017

    Washington, D.C. (Entravision) – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, causó un sismo político al despedir por sorpresa al director del FBI, James Comey, que lideraba una investigación sobre los posibles lazos de la campaña del magnate con Rusia en las elecciones de 2016.

    Comey también investigaba si socios de la campaña de Trump estaban trabajando, de alguna manera, en coordinación con el gobierno de Vladimir Putin.

    El anuncio del despido sucedió tras conocerse que Comey dio, bajo juramento ante el Congreso de EE.UU., datos erróneos sobre la investigación de los correos de Clinton que reabrió en octubre pasado, a escasos once días de las elecciones.

    Pero según el New York Times,  la razón del despido fue otra, ya que Comey solicitó más recursos para poder expandir su investigación sobre los posibles lazos con Rusia.

    Para que todo fuera aún más raro, mientras se intensificaba la especulación sobre si Trump buscaba frenar la investigación sobre el papel de los rusos en su elección, el presidente recibió en la Casa Blanca al canciller ruso, Serguei Lavrov, y al embajador Serguei Kislyak, cuyos contactos con el procurador general Jeff Sessions, Flynn y otros funcionarios cercanos a Trump, son parte de la investigación.

    Ahora los demócratas, analistas, políticos de ambos partidos y las juntas editoriales exigen que se nombre un fiscal especial independiente para encabezar la investigación sobre los vínculos de asociados de Trump con los rusos.

    El despido evocó la llamada “masacre de sábado por la noche”, cuando Richard Nixon ordenó el 20 de octubre de 1973 el despido del fiscal especial Archibald Cox, encargado del caso “Watergate”, que en 1974 lo convirtió en el único presidente del país en renunciar a su posición como Comandante en Jefe.

    Sean Spicer, portavoz de la Casa Blanca, indicó que Trump “actuó basándose en las recomendaciones claras del vicefiscal general, Rod Rosenstein, y el fiscal general, Jeff Sessions”, y señaló que “la búsqueda de un nuevo director del FBI empezará inmediatamente”.

    Igualmente llegaron reproches desde algunos partidarios republicanos de Trump, como el senador John McCain, que se declaró “decepcionado” por la destitución de Comey, a quien definió como “un hombre de honor e integridad“.

    Tsi-tsi-ki Félix coversó con la analista demócrata Melissa Díaz, y el analista republicano Israel Ortega, sobre la sorpresiva decisión del presidente Trump y el impacto que tendrá en el futuro de esta investigación.







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Quizás te interese

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita