Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Noticias

    Gobernador de Texas promulga la ley “Muéstrame los papeles”

    Los policías de Texas podrán preguntar por el estatus migratorio de las personas que detienen.
    11:24 am05/08/2017

    (POLÍTICA PARA MI).-  El gobernador de Texas, Greg Abbott, promulgó el domingo la llamada ley “Muéstrame los papeles”, que prohíbe las ciudades santuario en su estado y permite a los policías cuestionar el estatus migratorio de las personas detenidas.

    La firma de la polémica ley SB4 por el gobernador republicano fue transmitida en vivo por Facebook desde el Capitolio de Texas.

    La medida entrará en vigor el 1ro. de septiembre, según la oficina del gobernador.

    “Como gobernador, mi máxima prioridad es la seguridad pública, y este proyecto de ley promueve ese objetivo al mantener a los criminales peligrosos fuera de nuestras calles”, dijo Abbott.

    “Es inexcusable liberar de la cárcel a individuos que han sido acusados ​​de crímenes atroces como agresión sexual contra menores, violencia doméstica y robo”, añadió.

    RECUERDOS DE ARIZONA

    La legislación popularmente denominada como la  ley “Muéstrame los papeles”, es similar a la que se intentó implementar en el estado de Arizona en 2010, y que atravesó por múltiples procesos judiciales para impedir la discriminación de inmigrantes latinos.

    Foto: Spencer Platt/Getty Images

    La medida establece sanciones penales y civiles para las entidades del gobierno local y la policía que no cumplan con las leyes de inmigración y las solicitudes de detención.

    Todas las cárceles estarán obligadas a cumplir todas las solicitudes de información sobre presos enviadas por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, ICE.

    Con esta nueva ley, el estado sancionaría a las entidades gubernamentales hasta por $25 mil 500 por cada día en que los gobiernos locales la violen.

    También resultaría en un cargo menor para alguaciles, jefes de policía y policías que no cumplen con las solicitudes de detención y en la destitución de funcionarios elegidos y designados.

    Pero la parte más controversial de la ley es aquella que permite a la policía preguntar por el estatus migratorio de cualquier persona que detengan por causas tan variadas como un delito, una infracción de tráfico o cruzar la calle de forma imprudente.

    Además, las universidades, que también se han negado a compartir información de sus alumnos con las autoridades migratorias, ya no podrán impedir que sus funcionarios cooperen con ICE o que entren al recinto.

     

     

     







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Quizás te interese

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita