Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Noticias

    Confirmación de Gorsuch pone fin a férrea guerra política

    La batalla entre republicanos y demócratas por una vacante en el Tribunal empezó tras la muerte de Antonin Scalia en febrero de 2016.
    9:50 am04/07/2017

    (POLÍTICA PARA MI).-  Neil Gorsuch se convertirá en el juez número 113ro. de la Corte Suprema tras su confirmación este viernes por un Senado dominado por los republicanos.

    Ahora Gorsuch, que ha construido una reputación como un sólido conservador en la corte de Apelaciones federal del Circuito 10 desde 2006, podría impactar rápidamente las decisiones del Tribunal Supremo.

     

    Foto: Justin Sullivan/Getty Images

    La confirmación del juez pone fin a una férrea disputa política de más de un año en la que los republicanos quebraron y modificaron las reglas de juego de manera de poder asignar a un magistrado afín con sus ideas conservadoras.

    Gorsuch fue confirmado con un voto de 54 a 45 senadores, después de que los republicanos impusieran la “Opción Nuclearque modificó el sistema de votación en la Cámara alta, y les permitió aprobar la nominación por encima de la oposición demócrata al elegido del presidente Donald Trump.

    Sólo tres demócratas votaron a favor de Gorsuch. Ahora se espera que el magistrado de 49 años de edad, sea juramentado en los próximos días, lo que le permitirá unirse a la Corte Suprema para las últimas semanas de su presente sesión, que termina en junio.

    VICTORIA

    Sin duda que la confirmación constituye la primera victoria a nivel legislativo del mandatario, quien durante su campaña electoral prometió nombrar a otro juez al máximo tribunal que estuviera comprometido con las ideas conservadoras.

    Esta batallla política entre republicanos y demócratas se inició con la muerte del juez de la Supema Antonin Scalia en febrero de 2016.

    Con 10 meses de gobierno aún por delante, el expresidente Barack Obama nominó a Merrick Garland para ocupar la vacante dejada por Scalia en la Corte, compuesta de nueve magistrados.

    Pero los republicanos rehusaron ni siquiera considerar a Garland como candidato, bajo el argumento de que el próximo juez debería ser asignado por el nuevo presidente tras las elecciones presidenciales de noviembre de 2016.

    Mientras la vacante permanecía abierta, el Tribunal Supremo, reducido a ocho jueces había evitado los casos más importantes, y en otros que sí debatió, quedó empate, como el caso sobre la constitucionalidad de los programas migratorios de Obama, DACA y DAPA.

    La contusionada confrontación ha causado heridas al Senado de por vida. La votación del viernes sólo fue posible después de que el Senado descartó reglas de larga data destinadas a asegurar la madura deliberación y la cooperación bipartidista en la consideración de los nominados a la Corte Suprema.

    El jueves, después de que los demócratas emprendieran un “filibustero” contra Gorsuch, a quien consideraban demasiado conservador como para lograr consenso en el Tribunal, negándole de esa manera los 60 votos necesarios para avanzar a una votación final, los republicanos invocaron la llamada opción nuclear: reducir el umbral de las nominaciones a una mayoría simple.

     







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Quizás te interese

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita