Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Noticias

    Senado permite que estados quiten fondos a proveedores del aborto

    Con la ayuda de Pence, republicanos en el Congreso inician su avanzada para tomar control de la salud reproductiva de las mujeres.
    11:21 am03/31/2017

    (POLÍTICA PARA MI).-  El Senado de mayoría republicana inició la avanzada del gobierno de controlar la salud reproductiva de las mujeres, con la aprobación de un proyecto de ley que permite a los estados retirar fondos federales a proveedores del aborto como Planned Parenthood.

    Para lograrlo, los senadores republicanos debieron buscar la ayuda del vicepresidente Mike Pence y de un colega enfermo de Georgia, el senador Johnny Isakson, quien llegó al Capitolio con la ayuda de una silla de ruedas y un andador.

    Foto: Andrew Harrer-Pool/Getty Images

    Con el voto de desempate de Pence, los republicanos deshicieron una regla del gobierno del expresidente Barack Obama que impedía a los estados bloquear el financiamiento a clínicas de planificación familiar que también ofrecen abortos.

    La legislación ahora se encuentra en manos del presidente Donald Trump, quien se prevé que la firme. La Cámara de Representantes votó para su aprobación el mes pasado.

    “Hoy, el Congreso está enviando una resolución al presidente Trump, asegurando que los estados no se vean obligados a financiar al gigante del aborto de Estados Unidos, Planned Parenthood, con fondos de impuestos del Título X“, dijo Marjorie Dannenfelser, presidenta del grupo antiaborto Susan B. Anthony List.

    El despojar de fondos a Planned Parenthood, principal un objetivo de la medida, ha sido una meta de muchos años de los republicanos del Congreso, pero los esfuerzos anteriores fueron bloqueados por demócratas y el propio presidente Obama.

    DIFÍCIL PROCESO

    Sin embargo, incluso con los republicanos en pleno control de Washington, el proceso no fue fácil.

    La votación estaba empatada debido a que dos senadoras republicanas, Lisa Murkowski de Alaska y Susan Collins de Maine, se unieran a los demócratas que se oponían a la medida.

    La medida cayó bajo la Ley de Revisión del Congreso, algo oscura y, hasta hace poco, raramente utilizada, que permite a una nueva legislatura deshacer las acciones del Congreso anterior durante los primeros meses del año.

    La ley devuelve a los estados el poder de excluir ciertos centros de salud que realizan abortos de la lista de recipientes del Título X, reservado para la planificación familiar y los servicios de salud preventivos para las mujeres.

    Las subvenciones del Título X cubren la anticoncepción, así como el cáncer y otros exámenes y tratamientos de enfermedades, pero no pueden, de acuerdo con la ley federal vigente, ser usados para pagar servicios de aborto.

     







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Quizás te interese

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita