Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Perspectiva Nacional

    Hijos y padres podrían ser separados en la frontera

    Gobierno de Donald Trump estudia separar de sus familias a los niños que crucen ilegalmente la frontera, incrementado el descontento de los inmigrantes indocumentados.
    10:10 pm03/12/2017

    Washington, D.C. (Entravision) – El gobierno de Donald Trump está analizando si implementar un cambio que dictamina que un niño que cruce ilegalmente a Estados Unidos con sus padres podría ser separado de ellos si es descubierto por la policía fronteriza.

    Según el Secretario de Seguridad Nacional John Kelly, estas acciones son parte de un esfuerzo por desalentar a las familias mexicanas y centroamericanas para que no emprendan el peligroso viaje para llegar a Estados Unidos.

    Según Reuters, entre el pasado octubre y enero, alrededor de 54,000 niños, junto a sus padres, fueron capturados por la policía fronteriza estadounidense, más del doble que en el mismo periodo del año anterior.

    La nueva política permitiría a las autoridades estadounidenses mantener bajo custodia a los padres mientras estos recurren su proceso de deportación o llevan a cabo una petición de asilo.

    Por otro lado, los hijos estarían bajo custodia de los servicios sociales mientras se les busca un pariente o familiar que quiera tomar custodia de ellos.

    En el sistema actual, los padres e hijos pasan juntos un máximo de tres semanas bajo custodia de las autoridades y se les permite quedarse en Estados Unidos hasta que se resuelva el caso de su entrada ilegal.

    Pero el pasado julio el Tribunal de Circuito de Apelaciones de Estados Unidos declaró que los niños deberían ser liberados lo antes posible aunque no obligaba a que los padres también lo fueran.

    El gobierno de Barack Obama buscó la forma de cumplir con ese fallo y estableció que padres e hijos no podían pasar más de 21 días en un centro de detención.

    El partido demócrata y organizaciones pro inmigrantes consideran que la separación de padres e hijos podría vulnerar derechos humanos y propiciar traumas psicológicos duraderos en los niños.

    La propuesta también ha causado el descontento de muchos, incluyendo el gobierno mexicano.

    Tsi-tsi-ki Félix habló con el abogado de inmigración Xavier Racine, y con Gabriela Meléndez, de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles, sobre las implicaciones que tienen estos cambios para la comunidad inmigrante.







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Quizás te interese

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita