Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Historias Especiales

    ¿Puede Donald Trump ser impugnado?

    A solo tres semanas de su gobierno, se habla mucho en círculos políticos de la posible destitución del nuevo presidente.
    1:00 pm02/13/2017

    (POLÍTICA PARA MI).- Sólo van tres semanas de la presidencia de Donald Trump y ya una posible impugnación es uno de los principales temas en círculos políticos de Washington, D.C.

    De hecho, muchos ya están apostando a que el magnate será impugnado mucho antes de que terminen sus cuatro años de gobierno. En casas de apuestas de todo el mundo abundan quienes ponen su dinero seguros de que Trump, pronto renunciará o será acusado. Y las probabilidades en contra no llegan a mucho.

    Foto: Mark Wilson/Getty Images

    Foto: Mark Wilson/Getty Images

    “Desde la perspectiva de apuestas, la presidencia de Donald Trump ha desencadenado un boom masivo para este tipo de mercados”, dijo Alex Donohue, gerente de relaciones públicas de Ladbrokes al sitio Politico.

    Una nueva encuesta de Public Policy Polling muestra que los votantes registrados están divididos, entre el 46% a favor y el 46% de un juicio en contra del presidente. Desde su inauguración, más de 800 mil personas han firmado una petición de la campaña Impeach Donald Trump Now, (Impugen a Donald Trump ahora).

    Pero, ¿puede realmente ser impugnado Trump?

    PREDICCIONES

    Meses antes de su triunfo electoral, eruditos constitucionales empezaron a advertir sobre la posibilidad de que con su polémica retórica y oscuros manejos financieros, Trump podría él mismo meterse en un hoyo del que solo saldría renunciando o impugnado.

    Allan Lichtman, apodado “Profesor de la Predicción” por predecir con precisión a casi todas las elecciones presidenciales desde 1984, incluyendo las elecciones de 2016, pronosticó después de las elecciones que el presidente será destituido.

    Según analistas éticos, Trump ya ha violado dos disposiciones de la Constitución que prohíben beneficiarse personalmente del servicio presidencial más allá de recibir un sueldo del gobierno.

    La impugnación en EE.UU. es un poder del Congreso que permite que se presenten cargos formales contra un funcionario del gobierno por delitos presuntamente cometidos.

    Andrew Johnson y Bill Clinton son los únicos dos presidentes que han sido impugados por la Cámara de Representantes, y ambos fueron absueltos posteriormente por el Senado. Sólo otros dos más mandatarios han sido considerados, John Tyler, y Richard Nixon.

    TRAICIÓN Y SOBORNO

    El artículo II de la Constitución dice que “el Presidente, el vicepresidente y todos los funcionarios civiles de Estados Unidos serán removidos de sus cargos bajo la impugnación por, y condena de, Traición, Soborno u otros Altos Delitos y delitos menores“.

    La Cámara de Representantes posee el poder de impugnación, mientras que el Senado tiene el poder de probar todas las impugnaciones. La expulsión del impugnado es automática tras ser declarado culpable por el Senado.

    En un congreso controlado por los republicanos, muchos piensan que es poco probable que Trump pueda ser acusado y declarado culpable, pero la historia demuestra que un partido puede irse en contra de su presidente si éste cae en un amplio descrédito.

    El 27 de julio de 1974, siete representantes del Partido Republicano en el Comité Judicial de 38 miembros de la Cámara, votaron por enjuiciar a un compañero republicano, al presidente Nixon.

     







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Quizás te interese

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita