Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Noticias

    Renuncia equipo superior de funcionarios del departamento de Estado

    La renuncia en bloque es una limpieza casi completa de todos los altos funcionarios que se ocupan de la diplomacia del país.
    Foto: ERIC PIERMONT/AFP/Getty Images
    10:15 am01/26/2017

    (POLÍTICA PARA MI).- Todo el personal directivo de alto nivel del departamento de Estado ha renunciado, como parte de un éxodo en masa de altos funcionarios del servicio exterior que no quieren trabajar para Donald Trump.

    La salida del grupo de altos funcionarios complicará para el nuevo gobierno la ejecución de su diplomacia, advirtieron expertos.

    El subsecretario de Estado Patrick Kennedy, quien ha ocupado ese cargo por más de nueve años, y tres de sus principales funcionarios, dimitieron inesperadamente este miércoles, según informó el diario Washington Post.

    La subsecretaria de Estado para la Administración, Joyce Anne Barr, la subsecretaria de Estado para Asuntos Consulares Michele Bond, y el embajador Gentry O. Smith, director de la Oficina de Misiones Exteriores, siguieron a Kennedy por la puerta.

    Todos son funcionarios de carrera del servicio exterior que han servido bajo administraciones republicanas y demócratas.

    Según el Washington Post, el nominado a secretario de Estado de Trump, Rex Tillerson, se encontraba en la sede del departamento cuando se produjo la renuncia en masa.

    INTENCIÓN DE REEMPLAZO

    Al parecer Tillerson y Trump tenían la intención de reemplazar a Kennedy, quien participó activamente en la transición y pensaba que sería mantenido en el cargo.

    Kennedy se retirará del servicio exterior al final del mes, dijeron las autoridades al Post. Los demás funcionarios podrían recibir asignaciones en otros lugares del servicio exterior.

    Además, el secretario de Estado Adjunto de Seguridad Diplomática, Gregory Starr, se retiró el 20 de enero y la directora de la oficina de Operaciones de Edificios de Ultramar, Lydia Muñiz, partió el mismo día.

    Eso equivale a una limpieza casi completa de todos los altos funcionarios que se ocupan de la gestión del departamento de Estado, sus puestos en el extranjero y su gente.

    Varios altos funcionarios del servicio exterior en las oficinas regionales del departamento de Estado también han dejado sus puestos o renunciado desde las elecciones.

    Sin embargo, la salida de este último grupo del liderazgo de gestión es más perjudicial porque esas oficinas deben ser dirigidas por personas que conocen bien el funcionamiento diplomático del país y tienen experiencia en la ejecución de sus complicadas burocracias.







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Quizás te interese

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita