Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Noticias

    Se cuece boicot sin precedentes a juramentación de Trump

    Decenas de legisladores demócratas han anunciado que no asistirán a la toma de posesión este viernes.
    9:23 am01/18/2017

    (POLÍTICA PARA MI).- Decenas de legisladores demócratas se han unido al boicot de la ceremonia de este viernes para la juramentación de Donald Trump como el presidente de Estados Unidos número 45.

    Hasta el momento, más de 60 demócratas han anunciado que no asistirán al evento que se efectuará en la explanada del Capitolio en Washington, D.C.

    Foto: Matt McClain/The Washington Post via Getty Images

    Foto: Matt McClain/The Washington Post via Getty Images

    Pero el número de boicoteadores sigue creciendo, especialmente tras los insultos que lanzó el presidente electo al congresista John Lewis, legendario activista que luchó junto a Martin Luther King por los derechos civiles.

    La representante de Los Ángeles, Karen Bass, decidió unirse al boicot tras hacer un sondeo por medio de su cuenta de Twitter.

    “Tras recibir una abrumadora respuesta en la encuesta de Twitter, he decidido no asistir a la inauguración del presidente electo Trump”, dijo Bass en un tuit.

    Entre otros, al boicot se han unido los legisladores Don Beyer, Earl Blumenauer, Brendan Boyle, Anthony Brown, G.K. Butterfield, Tony Cárdenas, Judy Chu, Mike Doyle, Adriano Espaillat, Rubén Gallego, Raúl Grijalva, Luis Gutiérrez, Maxine Warers y Raúl Ruiz.

    Este no será el primer plan de protesta ante una juramentación presidencial, pero sí es, hasta el momento, el mayor esfuerzo que ha hecho la propia rama legislativa del gobierno en contra de un nuevo presidente.

    Cerca de 100 legisladores faltan cada cuatro años a la inauguración presidencial, generalmente debido a otros compromisos o responsabilidades en sus estados de origen.

    INTENTOS DE BOICOT

    En enero de 2001, Lewis también se negó a acudir a la inauguración de George W. Bush, otro presidente que asumió el puesto sin ganar el voto popular, y llegó a la Casa Blanca tras una larga serie de batallas legales que finalmente fueron decididas en la Suprema Corte de Justicia.

    En aquella ocasión, algunos miembros del Bloque de Legisladores Negros del Congreso asistieron a la ceremonia de inauguración, pero portaron alfileres de protesta que decían: “Esta cinta representa el hecho de que la voluntad del pueblo no fue honrada en las elecciones presidenciales de 2000”.

    En 1973, el representante demócrata Don Edwards pidió a los legisladores que boicotearan la segunda toma de posesión del entonces presidente Richard Nixon. Se calcula que entre 25 mil y 30 mil personas también se manifestaron en masa para protestar contra la guerra de Vietnam.

    Pero sólo un puñado de legisladores faltó a la toma de posesión de Bush y el llamado de Edwards para un boicot a Nixon “nunca pareció ocurrir”, dijo la historiadora del Senado Betty Koed al diario Sacramento Bee.

    “Al final, hubo la asistencia habitual”, añadió.

    Koed aseguró que su oficina no tiene registro de un boicot comparable al que se ha propuesto para la inauguración de Trump este viernes.

     







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Quizás te interese

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita