Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Noticias

    Tillerson, futuro Canciller de Trump, bajo fuego del Senado

    A los senadores les preocupa la aparente insensibilidad hacia los abusos de derechos humanos del nominado a secretario de Estado.
    1:24 pm01/12/2017

    (POLÍTICA PARA MI).- El interrogatorio a Rex Tillerson, el nominado de Donald Trump a secretario de Estado, ha resultado en el más controvertido de todas las audiencias celebradas hasta ahora en el Senado para confirmar al gabinete del presidente electo.

    En su segundo día de la audiencia de confirmación ante el Comité de Asuntos Judiciales del Senado este jueves, Tillerson estuvo bajo fuego por lo que para los críticos es muestra de su insensibilidad hacia los abusos de los derechos humanos en todo el mundo.

    Foto: Alex Wong/Getty Images

    Foto: Alex Wong/Getty Images

    Varios senadores, tanto demócratas como republicanos, expresaron su inconformidad por la falta de voluntad de Tillerson de reconocer los abusos que cometen los gobiernos de Filipinas, Arabia Saudita y en especial Rusia.

    El nominado por Trump, ex jefe de la petrolera ExxonMobil, mantiene desde hace más de dos décadas una amistad con el presidente ruso Vladimir Putin, y ha criticado las sanciones impuestas por Estados Unidos cuando Rusia se anexionó en 2014 la península ucraniana de Crimea.

    Aunque su confirmación parece no estar en peligro, sus respuestas sobre derechos humanos provocaron que el senador republicano, clave en el comité, Marco Rubio de Florida, rehusara decir si votará por Tillerson.

    AGRESIVO INTERROGATORIO

    Rubio condujo una agresiva línea de preguntas contra el nominado a secretario de Estado, planteando inicialmente una simple pregunta:

    “¿Vladimir Putin es un criminal de guerra?”

    “No usaría ese término”, dijo Tillerson.

    Rubio, tras mencionar una lista de graves ofensas rusas en Siria, y los “innumerables” asesinatos de disidentes políticos y periodistas, dijo que esperaba que Tillerson ajustara su respuesta.

    “Esos son cargos muy serios, y quiero tener mucho más información”, dijo Tillerson.

    Grupos de derechos humanos se hicieron eco de las preocupaciones expresadas por Rubio y otros legisladores, y señalaron que las anteriores administraciones han hecho hincapié en los derechos humanos como parte esencial de la política exterior estadounidense.

    “El compromiso de Tillerson con los derechos humanos en EE.UU. y en el exterior está bajo serio cuestionamiento”, dijo Margaret Huang, directora de la oficina de Amnistía Internacional en Estados Unidos al diario Los Angeles Times. “Su retórica sugiere que bajo su liderazgo el Departamento de Estado no presionaría a los violadores de los derechos humanos, incluso ante evidencias abrumadoras”.

     







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Quizás te interese

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita