Durante su visita a Washington la semana pasada, el papa Francisco se reunió con Kim Davis, la funcionaria de Kentucky que se rehúsa a casar a parejas gay.

Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Estados Unidos

    El Papa se reunió en secreto con Kim Davis

    “Mantente fuerte”, le dijo el papa Fracisco a la funcionaria de Kentucky que se rehúsa a entregar licencias de matrimonio a parejas gay.
    10:12 am09/30/2015

    Los Ángeles, (ENTRAVISION).- Durante su visita a Washington la semana pasada, el papa Francisco se reunió con Kim Davis, la funcionaria de Kentucky que se rehúsa a entregar licencias de matrimonio a parejas gay.

    “Mantente fuerte”, le dijo el papa a Davis en un encuentro que se dio en secreto el jueves pasado y que hoy ha sido confirmado tanto por el abogado de Davis, Mathew D. Staver, como por el Reverendo Federico Lombardi, vocero del Vaticano.

    Según Staver, Davis y su esposo fueron llevados en coche a la embajada del Vaticano donde hablaron con el Sumo Pontífice por cerca de 15 minutos, quién felicitó a Davis por su valor y le regaló un rosario.

    POSTURA DEL PAPA FRANCISCO

    El papa Francisco ha expresado en el pasado la importancia de abrirle las puertas de la iglesia a la comunidad gay e incluso de discutir la unión civil de estas parejas. Tan solo en julio, TIME publicaba que las palabras del papa estaban cambiando el rumbo de la iglesia en este tema.

    “Si alguien es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgar?” dijo hace unos meses el líder de la iglesia católica, palabras que parecen ir en contra de las acciones de Davis, quien ha tomado la decisión — por encima de la ley federal y de las responsabilidades de su puesto — de no casar a parejas homosexuales.

    “YO LA HUBIERA DESPEDIDO”

    El tema del matrimonio homosexual empezó siendo cuestión de discriminación en contra de la comunidad gay; sin embargo, ahora que ha sido aprobado en los 50 estados, la conversación ha cambiado hasta transformarse en una cuestión de discriminación religiosa, el principal argumento de Kim Davis.

    Precandidatos como Mike Huckabee y Ted Cruz apoyan fuertemente esta opinión: forzar a Davis a casar a una pareja homosexual es obligarla a ir en contra de su religión y, por lo tanto, viola su derecho a la libertad religiosa.

    Tanto Huckabee como Cruz visitaron a Davis cuando fue encarcelada por desacato, felicitándola por su valor al enfrentar lo que ellos llaman una persecución en contra de los cristianos. Sin embargo, no todos en la contienda republicana — y ningún precandidato demócrata — apoya esta postura.

    “Yo la hubiera despedido”, afirmó el exgobernador George Pataki durante el segundo debate republicano, cuando le preguntaron que habría hecho él si fuera presidente. Carly Fiorina también comparte la opinión de Pataki con el mismo argumento: un ciudadano común puede estar en contra del matrimonio gay y nadie le puede obligar a actuar en contra de esa creencia pero un trabajador del Estado tiene que ejecutar la ley y no puede escoger poner en práctica solo las que le gusten.







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita